Prensa: Pitidos contra el desahucio

La marcha para apoyar al matrimonio de Alaior que se prepara para afrontar la subasta de su piso contó con unos veinte vehículos y cientos de guiños solidarios
Es Diari Menorca | M.P.F.,  Alaior | 15/04/2012

Sus miradas estaban vacías de contenido, sus rostros reflejaban agotamiento y sus voces hablaban de debilidad. Se mostraban sumidos en una profunda tristeza, resultado de la desesperación por una lucha con un futuro un tanto borroso, y donde las lágrimas no hacían más que aflorar en cada abrazo que recibían.

Paola y David, el matrimonio de Alaior que se prepara para afrontar el desahucio, vivieron ayer una jornada de contrastes. Por un lado, la angustia de ver como se aproxima el día en que se subastará su piso y seguirán endeudados con el Banco Santander Central Hispano, entidad que les dio un crédito que la pareja no ha podido asumir. Por otro lado, un sentido agradecimiento por el apoyo que estos días han recibido y que ayer se vio intensificado. Y es que la marcha que organizaba la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Menorca (PAH) para apoyar a la pareja y agotar todos los cartuchos antes de que sean desahuciados fue secundada por cerca de veinte turismos y unas treinta personas que recorrieron a golpe de pitido y de bocina las calles de Alaior.

Los ciudadanos que a mediodía se encontraban en la calle pudieron ser partícipes de la pesadilla que este matrimonio originario de Ecuador estaba denunciando públicamente con claros guiños de solidaridad.

Óscar Álvarez, miembro de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, insistía en que “todo el mundo tiene derecho a una vivienda digna y a David y Paola se les está arrebatando este derecho puesto que serán embargados, seguirán endeudados, ningún banco les volverá a avalar, serán considerados morosos y quedarán vacíos de oportunidades”, lamentaba. Para Álvarez, la presión social debe hacer reaccionar al banco para que les conceda la dación en pago.

David Espinoza y Paola Mendoza presentarán esta semana de nuevo la solicitud para que se les conceda esta figura o se les dé cualquier otra solución. La pareja no tira la toalla. “Seguiremos luchando por nuestras hijas, vamos a seguir adelante por nuestra dignidad”, aseveraba Paola.

Enlace a la noticia original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*