Prensa: Por los derechos sanitarios al ritmo del Gran Wyoming

Los miembros de la Comisión de Sanidad del Movimiento 15-M entregarán mañana a Juaneda las más de 3.000 firmas recogidas en contra de los recortes
MARIA SOLÁ | Es Diari Menorca | 04/05/2012
 El cobro de una tasa de diez euros para la obtención o renovación de la tarjeta sanitaria impulsado por el Govern balear dio el empujón definitivo para la creación a finales del pasado mes de enero de la Comisión de Sanidad del Movimiento 15-M, un colectivo del que a día de hoy forman parte alrededor de un decena de personas que, bajo el lema “La salud no es un negocio, es un derecho”, pretenden paralizar los recortes en el ámbito sanitario.

Integrantes. Laia Martí, Santi Oliver y Antonio Casero son algunos de los miembros del colectivo - Javier

Los miembros del grupo consideran que el pago por la tarjeta sanitaria supone un impuesto “arbitrario, injusto y que afecta especialmente a personas y familias sin recursos”. No obstante, ésta no es su única reivindicación. Las medidas tomadas tanto por el Ejecutivo autonómico como por el Gobierno central desde el momento de su constitución hasta ahora no han hecho más que aumentar el malestar del colectivo, lo que ha motivado un incremento progresivo de su registro de denuncias.
En concreto, la comisión de Sanidad nacida en el seno del movimiento 15-M lamenta los problemas de falta de personal en los centros sanitarios de Menorca, donde también han detectado una escasez de material básico y un aumento de los tiempos y listas de espera. Asimismo critican la privatización de servicios e instalaciones, la derivación de enfermos a otros centros y la precarización de las condiciones de trabajo de los profesionales de la sanidad pública.
MOVILIZACIÓN
Tras el éxito del Flashmob que tuvo lugar el pasado 31 de marzo en el centro de Maó, el colectivo ha organizado un nuevo encuentro de estas características que se celebrará mañana en el Claustre del Carme a partir de las 12 horas. La voz de Joan Saura versionando el tema “Resistiré” del Gran Wyoming pondrá ritmo de nuevo a este acto de protesta.  “Se trata de luchar de una manera más original, dinámica y que pueda atraer a más gente”, señalan los impulsores de esta iniciativa. Como en la anterior ocasión, la convocatoria será grabada en vídeo y colgada después en la red YouTube. “Queremos romper con las movilizaciones habituales y llamar la atención”, subrayan.

Posteriormente, los integrantes de la Comisión de Sanidad entregarán las más de 3.000 firmas recogidas al director insular de la Administración General del Estado, Antonio Juaneda. “Que le diga a Mariano Rajoy que vamos a continuar saliendo a la calle”, advirtió ayer uno de los miembros más activos del grupo, Antonio Casero, quien teme que los recortes en el ámbito sanitario se intensifiquen a corto plazo. En este sentido, Casero animó a los menorquines a participar en las protestas porque, tal y como manifestó, “podemos conseguir frenar los recortes, no nos van a vencer las actitudes arrogantes del Gobierno”.
Por otro lado, el grupo no descarta llevar a cabo en un futuro próximo acciones que podrían calificarse como desobediencia civil pacífica como encierros en alguna residencia geriátrica o acampadas en la vía publica. “Vamos a seguir luchando”, alertan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*