Prensa: Los institutos secundan la huelga de estudiantes por los recortes

El seguimiento de la protesta fue masivo en los centros de Secundaria con una ausencia media en las aulas que supera el 75 por ciento, mientras que en los colegios la incidencia fue desigual
 
Es Diari Menorca | Mercé Pons | 19-oct-2012
 

Los estudiantes se Concentraron en la Plaza Explanada de Maó, después se desplazaron hasta el ‘Joan Ramis’ y finalmente a la sede de Educación - MP

El habitual ajetreo que se vive en los institutos se tradujo ayer en calma y bastante tranquilidad. Y es que pasillos, aulas y patios albergaron una menor afluencia de estudiantes de lo acostumbrado.

La huelga convocada por el Sindicato de Estudiantes y la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos fue secundada por los alumnos de los institutos en porcentajes que superaron en todos los casos la mitad de los estudiantes matriculados en Educación Secundaria (a partir de tercero), Bachillerato, ciclos formativos y PQPI, según informan los responsables de los centros. La media de seguimiento se situó sobre un 75 por ciento.

En lo que se refiere a los colegios de Educación Infantil y Primaria, el número de alumnos que no asistió a clase fue muy desigual. Y aunque la incidencia en la mayoría de los centros consultados fue “nula” o “muy poco significativa” según sus responsables, en otros, como es el caso del CP Ángel Ruiz y Pablo de Es Castell, un 70 por ciento de los padres decidieron no llevar los niños al colegio.

Institutos

El director del Josep Miquel Guàrdia de Alaior, Francisco Pons, tenía clase a media mañana pero ninguno de los alumnos asistió. “El aula está vacía”, espetaba y aseguraba que la incidencia en el centro de Alaior fue de un 81,6 por ciento, es decir, que 253 estudiantes de los 310 que están matriculados en cursos a partir de tercero de ESO no fueron a clase.

Similar fue la cifra que registraron los institutos de Maó. El ‘Joan Ramis i Ramis’ y el ‘Cap de Llevant’ constataron, según informan sus respectivos directores, un seguimiento de la huelga de un 85 por ciento del alumnado. La directora del ‘Joan Ramis i Ramis’, Margarita Seguí, señalaba que los cursos con mayor incidencia fueron tercero y cuarto de ESO donde las aulas contaron solamente con un 8 por ciento de alumnos. 

Por su parte, el director del instituto Cap de Llevant, Jaume Bonet, anunció que tercero y cuarto de Educación Secundaria Obligatoria también fueron los cursos con mayor incidencia con un 92 y 97 por ciento, respectivamente. En el caso de Bachillerato, las cifras oscilaron en torno a un 89 por ciento.

El director del instituto Pasqual Calbó i Caldés, Rafael Andreu, cifraba el seguimiento de la huelga en su centro en un 30 por ciento en lo que se refiere a ESO y en un 90 por ciento en los cursos de Bachillerato y ciclos formativos. No obstante, se negaba a hablar de huelga puesto que, según indicaba, las ausencias en su centro no estaban justificadas.

“Los alumnos no tienen derecho a la huelga sino a una manifestación colectiva de discrepancias”. Para ejercer este derecho “deben avisar con diez días de antelación, que la junta de delegados se reúna y llegue a un acuerdo y que al menos un 5 por ciento de los alumnos esté a favor de la manifestación”. Por ello, Andreu asegura que “en nuestro caso este derecho no estaba justificado”.

Este posicionamiento era compartido por otros responsables de centros de Secundaria quienes aseguraban que la manifestación no había estado bien organizada. No obstante, y a diferencia del director del ‘Pasqual Calbó’, daban por justificado el proceso. Aseguraban que “los alumnos sí lo pusieron en conocimiento y aunque en tiempo no se ceñía a lo marcado por la normativa, consideramos justificada la ausencia a clase”.

Otro de los responsables de instituto también entendía “justificada” la ausencia en el aula aunque “no podamos valorar la forma de la convocatoria que ha llegado tarde y carente de información”. Añadía que “al ser una convocatoria estatal, consideramos que les legitima el derecho de huelga”.

El instituto Maria Àngels Cardona de Ciutadella cifró el seguimiento de la huelga en un 70 por ciento. Fue el curso de tercero de ESO el más reivindicativo faltando a clase un 92 por ciento de los alumnos.

Por su parte, el ‘Biel Martí’ de Ferreries y el instituto Josep Maria Quadrado fueron en los que menor incidencia tuvo la convocatoria con porcentajes que oscilaron entre el 55 y el 60 por ciento de estudiantes.

Cabe señalar que aunque los estudiantes de primero y segundo de ESO no estaban llamados a la huelga, los padres podían secundar la protesta y no llevar a sus hijos a clase. Es así como los institutos también registraron ayer un mayor número de ausencias en el primer ciclo de Educación Secundaria.

En el caso del instituto Joan Ramis i Ramis, un 46 por ciento de los alumnos de segundo faltaron a clase mientras que en los cursos de primero, la cifra de ausencias fue de un 24 por ciento.

Rafael Andreu aseguraba desconocer la cifra aunque advertía que “se han registrado más ausencias que un día habitual de clase”. En el ‘Cap de Llevant’ el número de alumnos que no asistió a clase del primer ciclo de Secundaria se elevó hasta el 60 por ciento mientras que en el caso del instituto Maria Ángels Cardona, la cifra giró en torno a un 23 por ciento, en el caso de segundo y en un 6 por ciento en los cursos de primero.

En estos casos, los directores desconocen si los motivos han sido médicos, por encontrarse de viaje o por la decisión de los padres de protestar por los recortes.

Infantil y primaria

El seguimiento de la huelga fue muy desigual en lo que se refiere a los centros de Educación Infantil y Primaria. Y es que, aunque una gran mayoría de los centros consultados aseguraba que la incidencia había sido “nula”, otros habían constatado un mayor número de faltas de lo registrado habitualmente.

El caso más extremo fue el CP Ángel Ruiz y Pablo de Es Castell con un 70 por ciento de alumnado menos en las aulas o el CP Sa Graduada de Maó que registró, según datos facilitados por la dirección, un 20 por ciento de alumnos que no asistió a clase.

El CP Sant Lluís registró, aproximadamente, un 18 por ciento de alumnos que no acudió al centro.

Cabe señalar que fue la primera huelga que se convocaba desde las asociaciones de padres y madres con un llamamiento para que los hijos no asistieran a clase.

Enlace a la noticia original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*